s8
 
 
 
 
OFERTA desde 275€ /pax4

 

 

PREVENIR UN PLACAJE DE MÁSCARA

Resulta imposible sufrir un placaje sin haber sentido antes ciertas molestias “típicas”, por eso se asocia este accidente a los buceadores menos experimentados, faltos de seguridad o de la formación necesaria para manipular correctamente la máscara en el momento en que se empiezan a notar estos síntomas.

Existen una serie de consejos de sencilla realización que nos serán de gran ayuda para prevenir un placaje de máscara.

Téngalos muy en cuenta:

– Soplar regularmente dentro de la máscara durante el descenso, algo que resulta fundamental durante los primeros 10 metros. Al soplar provocamos un

equilibrio activo muy importante.

– El descenso deberá ser siempre lento y progresivo. Tenga mucho cuidado durante los descensos “rápidos”.

Por ejemplo, durante los pozos de entrenamiento de inmersión.

– Especial precaución deberemos tener si estamos medicándonos con anticoagulantes, especialmente si tomamos aspirina, ya que aumenta la posibilidad de sangrado.

– Atención especial deberá tener todo aquel que utilice máscaras de volumen reducido, donde el riesgo de placaje aumenta considerablemente.

En caso de que tenga cierta facilidad para el sangrado nasal, se recomienda que utilice gafas de gran volumen interior.

Por último no queremos dejar de mencionar la importancia de informar bien a buceadores, pescadores y apneistas principiantes, sobre este tipo de accidentes, para que estén prevenidos sobre su posible aparición y sobre la forma correcta de reaccionar ante él.

1

 

“CÓMO ACTUAR ANTE UN PLACAJE DE MÁSCARA”

En caso de que aprecie que se dan cualquiera de los síntomas antes comentados, conviene que sea capaz de mantener la calma y sepa cuál es la forma adecuada de proceder.

Los pasos a seguir son:

– Mientras se encuentra bajo el agua:

– Ascienda.

– En ningún momento intente separar la máscara de la cara, con ésto sólo conseguira agravar la depresión dentro de la máscara, y, en consecuencia, el daño será mayor.

– Levante el faldón de la máscara y deje que se lene de agua, después proceda al vaciado.

– Tras salir del agua, en la superficie, en caso de que la víctima continúe sangrando por la naríz, deberemos seguir los siguientes pasos:

– Coloque a la persona con la cabeza inclinada hacia delante y hacia abajo, para evitar que trague sangre.

– Ponga hielo protegido con un paño en la nuca, o bien procure que mastique hielo (produce una vasoconstricción refleja).

También suele dar resultado la colocación de una gasa o algodón impregnados en agua oxigenada en la fosa nasal, comprimiendo digitalmente las alas nasales durante unos 5 a 10 minutos, de forma firme y constante.

2

– En caso de que el sangrado sea mucho o dure mucho tiempo, habrá que realizar un examen médico en el que se controle la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.

Además deberá valorarse la necesidad de introducir líquidos por vena.

– Si el sangrado no remite transcurrida media hora, habrá que buscar ayuda médica de forma urgente.

– El afectado deberá intentar permanecer sentado, o en cama semi-incorporado.

– Evitar el consumo de aspirinas, tabaco y alcohol.

– Durante varios días no se realizará ningún ejercicio físico que pueda suponer esfuerzo.

– Evitará, en la medida de lo posible, los estornudos fuertes.

Por último, señalar que, en caso de rotura de capilares oculares, se recomienda la visita a un oftalmólogo para que realice los adecuados análisis y comprobaciones.

Además, se deberán suspender las inmersiones hasta que las lesiones hayan sanado completamente, puesto que de otra manera podríamos acabar provocando

un accidente de consecuencias mucho más serias.

 3

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  • Idioma
  • Español