s8
 
 
 
 
OFERTA desde 275€ /pax4

 

PELIGROS Y PROBLEMAS DEL BUCEO EN CORRIENTES

El buceo en corrientes tiene lugar en muchos entornos, y en diferentes clases de corrientes. Algunos tipos de buceo en corrientes exigen barco, y otros se realizan desde la costa. Puedes incluso bucear en corrientes en ríos situados tierra adentro.

En el océano, la rotación de la tierra y el viento producen las grandes corrientes oceánicas que fluyen prácticamente sin parar. En algunos puntos como Cozumel, México, Palau o a lo largo de West Palm Beach, Florida, EEUU, éstas corrientes están presentes prácticamente siempre, haciendo que el buceo en corrientes sea una de las técnicas más comunes. Otras zonas pueden experimentar corrientes costeras que están causada por las olas. Las corrientes costeras son temporales y fluyen paralelas a la costa, haciendo posible el buceo en corrientes desde un barco, o simplemente entrando en el agua desde la orilla en un punto y saliendo por otro punto situado más debajo de la corriente.

Las corrientes de marea, que fluyen hacia adentro y hacia fuera de los estrechos y bahías con el cambio de marea, ofrecen oportunidades para el buceo en corrientes.

Un aspecto único del buceo en corrientes de marea es que puedes visitar el mismo sito de buceo en diferentes direcciones, dependiendo del flujo de la marea.

Tierra adentro, los buceadores de agua dulce bucean en corrientes en ríos y arroyos, bien acompañados por un barco o dejando el coche en un punto situado corriente abajo para el regreso.

En algunos lugares los buceadores pueden aprovecharse de los medios puestos a disposición de otros usuarios del río para remontar la corriente.

 

1

El agotamiento se puede prevenir manteniendo el ejercicio por

debajo de los niveles que induzcan a una reparación forzada.

 

 

2

Debajo del agua, mantente cerca del fondo donde la corriente

es más lenta si tienes que nadar contra ella una distancia corta.

 

 

3

 

Impulsarte por el fondo contra la corriente sujetándote en partes

no vivas del arrecife. Si no puedes nadar contra una corriente, no intentes luchar contra ella.

 

4

 

Un buceador está “perdido” cuando no puede ver el cabo de la boya o al grupo de buceadores.

 

 

En este tipo de buceo en corrientes, un grupo de buceadores sigue una boya de superficie remolcada por el buceador encargado de llevar el cabo, que generalmente es el responsable del grupo. El barco de buceo sigue la boya y todos buceadores del grupo mantienen contacto visual en todo momento con el responsable del grupo / el que lleva a cabo.

El buceo en corrientes con boya en superficie hace que la supervisión desde superficie sea más fácil y advierte a los barcos que se mantengan apartados de los buceadores. Esta técnica es especialmente útil con mala visibilidad, cuando la topografía del fondo sea generalmente plana con pocas referencias de profundidad para el descenso y cuando las condiciones en superficies sean malas, resultando difícil para el barco seguir las burbujas de los buceadores.

Buceo en Corrientes sin Boya de Superficie

Muchas inmersiones en corrientes existen que los buceadores permanezcan juntos en un grupo, pero siguiendo la corriente sin una boya de superficie. Cuando se está siendo supervisado por un barco de buceo, el barco sigue las burbujas del grupo, y el grupo permanece unido siguiendo a un responsable del grupo.

El buceo en corrientes sin boya es una técnica común en zonas de buena visibilidad y para inmersiones profundas en las que por ser mayor la velocidad de la corriente en superficie, ésta arrastraría al buceador que lleva el cabo más rápidamente que al resto del grupo. También se utiliza en zonas donde los recodos y ángulos de un arrecife podrían provocar enganches del cabo, enredos y gran daño al entorno. El buceo en corrientes sin boya también es normal cuando se bucea en ríos donde la boya se podría enganchar. En árboles que sobresalgan y otros obstáculos de la superficie.

Supervisión en Superficie

Si se bucea en corrientes con o sin boya, siempre que sea posible se recomienda la supervisión en superficie, preferiblemente desde un barco. Es importante tener a alguien que vigile a los buceadores para tener constancia de dónde están.

La supervisión en superficie desde un barco puede prestar ayuda si es necesario, y recoge al grupo cuando asciende a superficie, evitando un agotador regreso a nado hasta la orilla. Ala supervisión en superficie también puede ser útil si ocurre una emergencia. El gobierno de un barco para el buceo en corrientes exige una coordinación constante en las maniobras e gobierno entere la tripulación del barco y los buceadores; por lo que todo aquel que tenga que gobernar la embarcación debe estar completamente familiarizado con los procedimientos de buceo en corrientes. Incluso cuando se bucea en corrientes desde la orilla, como en el caso del buceo en ríos, la supervisión en superficie es menos común, pero puede ser posible haciendo que un coche o una camioneta siga al grupo por la orilla.

corrientes

 

EQUIPO PARA EL BUCEO EN CORRIENTES

El buceo en corrientes no requiere mucho equipo aparte del que normalmente utilizas en el mismo entorno cuando no buceas en corrientes. De hecho probablemente ya utilizas dos elementos, que son una boya con cabo, y un dispositivo de señalización en superficie. Para algunas inmersiones en corrientes, puede que incluso no necesites la boya con cabo.

 

Boya con cabo

Para bucear en corrientes con una boya, generalmente necesitaras una boya lo suficientemente grande par aquí sea claramente visible y con la suficiente flotabilidad para que no se sumerja cuado los buceadores tiren de ella al ascender, hacer paradas de seguridad o descansar en ella. El tamaño depende en parte del número de buceadores; los grupos grandes pueden necesitar algo bastante grande, mientras que una más pequeña puede ser más adecuada para dos o tres buceadotes y para usar en ríos.

El cabo adecuado debe ser resistente, de un diámetro de tres. / un octavo de pulgada o mayor, y estar recogido en un rollo o carrete para poder desenrollarlo y recogerlo con facilidad. Los cabos mayores de seis m. / un cuarto de pulgada pueden ser adecuados en algunas condiciones, pero puede resultar difícil recogerlos en el carrete. Algunas veces, se coloca un gancho / ancla al cabo para que sea más fácil parar en el buceo en corrientes.

Dispositivos de Señalización en Superficie

En el buceo en corrientes, si te separas del grupo puedes necesitar llamar la atención llamar la atención del barco. Es mucho más fácil con el equipo adecuado. Una buena forma de resolverlo es llevar un silbato atado al sistema de hinchado de tu chaleco; si lo llevas colocado ahí, podrás soplar en él sin tener que buscarlo en el bolsillo. Un tubo de señalización hinchable hace que sea más fácil verte; este tubo compacto (aproximadamente del tamaño de un paquete de monedas) se desenrolla y se hincha formando un largo tubo de color brillante de 2 metros / 6 pies. Los tubos de señal hinchables hacen mucho más fácil verte y ocupan tan poco espacio que muchos buceadores llevan siempre uno – buceen o no buceen en corrientes. Puedes hinchar algunos tipos de tubos de señalización Hinchables o boyas remolcadas por los buceadores y dejarlos subir con un cabo desde 5-6 metros / 15-20 pies. Esto ofrece una referencia para la parada de descompresión de emergencia y alerta al barco de tu presencia.

 

El buceo en corrientes por la noche requiere llevar más de una luz claramente visible porque es importante que el barco sea capaz de encontrarte en la oscuridad, el buceo en corrientes por la noche tiene más riesgo potencial es generalmente una actividad para buceadores con mucha experiencia tanto en buceo nocturno como en buceo en corrientes.

 

diving-banner

 

TÉCNICAS Y PROCEDIMIENTROS DEL BUCEO EN CORRIENTES – COMIENZO DE LA INMERSION

Planificación de Inmersiones en Corrientes

Como todas las inmersiones, las inmersiones en corrientes comienzan con la planificación. Al planificar una inmersión en corrientes, no pases por alto estas cinco consideraciones a parte de las otras propias de la planificación de buceo.

1. condiciones en superficie y fuerza de la corriente. Al evaluar las condiciones en superficie, evalúa si será fácil seguir las burbujas (si no se utiliza boya) y las dificultades que pueden tener los buceadores para subir al barco o volver a la orilla. Asegurate de que la corriente no sea demasiado fuerte para cumplir el objetivo de la inmersión.

2. V isibilidad del agua. Desplazarse rápidamente a lo largo de un arrecife con mala visibilidad supone el riesgo de chocar contra algo. Asegúrate de que haya suficiente visibilidad para la velocidad de la corriente. La mala visibilidad también puede difilcutar que el grupo permanezca unido.

3. Objetivo de la inmersión. La mayoría de las inmersiones en corrientes son excursiones, pero algunas pueden incluir búsquedas o fotografía. Si tienes que parar en la corriente, ¿es ésta lo suficientemente débil para permitírtelo?

4. Número y tamaño de los grupos de buceo. ¿Hay demasiados buceadores para un sólo grupo? si la mala visibilidad es mala, puede ser difícil mantener unido un grupo de más de tres o cuatro buceadores. Si es mejor hacer grupos pequeños, ¿puede haber varios grupos en el agua al mismo tiempo?, ¿o los grupos deben turnarse para bucear? esto depende de cuántos responsables de grupo hay disponibles y de si el barco de buceo puede mantener el control de más de un grupo.

5. Niveles de experiencia. Cuanto menor sea la experiencia de los buceadores de la inmersión, más prudente debe ser el plan. Recuerda que los buceadores con menos experiencia tienden a subir a la superficie antes que los buceadores más experimentados. Para los buceadores con menos experiencia en buceo en corrientes será mejor un plan relativamente sencillo.

Prepararse para la Entrada

El factor más importante al preparar una entrada en el agua en una inmersión en corrientes es que todos los buceadores del grupo deberán estar preparados a la vez. Para algunos tipos de buceo en corrientes esta es la única forma de mantener al grupo junto durante el descenso y durante la inmersión (lo veremos enseguida.). Algunas técnicas permiten más variaciones a la hora de la preparación.

Cuando se bucea en corrientes desde un barco, la tripulación avisará con tiempo para que todo el grupo pueda estar preparado al llegar al punto de entrada. Realiza el control de seguridad pre-inmersión con especial cuidado ya que un elemento olvidado o mal ajustado en una inmersión en corrientes puede producir mucho estrés y desorganización. Ten puesta la máscara e el regulador en su sitio de forma que todos los buceadores puedan entrar rápidamente a la vez.

Esto puede ser especialmente importante cuando se bucee en corrientes desde barco porque puede haber sólo uno o dos minutos para que entre todo el grupo en el agua después de desembragar las hélices. Después, el barco puede ser a la deriva o ser desviado del rumbo.

Entradas

En la mayoría de las inmersiones en corrientes con buceadores con poca experiencia en el buceo en corrientes, la inmersión comienza con una entrada de buceo en corrientes con flotabilidad positiva, en la que todos los buceadores entran al agua con los chalecos parcialmente hinchados. La ventaja de esto es que si hay un problema, se puede solucionar antes de que el grupo descienda.

Otros casos exigen una entrada de buceo en corrientes con flotabilidad negativa, en la que todos los buceadores entran al agua con los chalecos vacíos y comienzan a descender en grupo inmediatamente. La entrada con flotabilidad negativa se utiliza normalmente cuando la inmersión debe empezar en una zona particularmente pequeña. Los buceadores más experimentaos encuentran emocionante este tipo de entrada en la que todo el mundo salta del barco y comienza a descender como paracaidistas conforme el divemaster indica salta, salta, salta.

Comenzar los descensos con Boyas cuando bucees en corrientes con boya, probablemente utilices una variante de dos procedimientos comunes que ayudan a asegurar que el grupo permanezca junto a la boya. Uno está basado en entradas con flotabilidad negativa.

Un último problema que pueden causar las corrientes a los buceadores es la separación del compañero. Durante un descenso o ascenso, un miembro de la pareja que retrasa su descenso (quizás debido a problemas para compensar) se desplazará con más rapidez en la corriente de superficie que su compañero a más profundidad. O, en el fondo, si un buceador se sujeta a algo y se para, el compañero puede ser alejado por la corriente antes de darse cuenta. Ten cuidado de dónde te agarras en el fondo

– protegerte las criaturas vivas del arrecife. Estos problemas se evitan fácilmente manteniendo un buen contacto con el compañero.

Permanecer juntos durante los ascensos y descensos y avisar siempre al compañero antes de parar en la corriente.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

  • Idioma
  • Español